PR: Entrevista a La Muerte 1
Reportaje por: Manuel González el 07/18/01

El pasado 9 de junio, antes de asistir a la cartelera de la BWA, tuve la oportunidad de entrevistar en exclusiva a José Velázquez, mejor conocido en el ámbito luchístico como Tito La Muerte. Un reconocidísimo luchador mexicano que creó fama en Puerto Rico bajo la empresa de don Arturo Mendoza, se ha establecido en Maricao, donde reside hace 26 años. Este luchador nos narra parte de su vida (el tiempo para sentarse a hablar con este luchador tiene que ser de muchas semanas). Pasemos a leer lo que nos dijo Tito en esta entrevista en exclusiva para PRWRESTLING.

MG: Nos encontramos en la residencia del luchador Tito La Muerte, en Maricao, en donde le damos las gracias por permitir hacer esta entrevista para Puerto Rico Wrestling.
TLM: Bueno, es un placer para mí que te encuentres conmigo y un gran placer hablar para tí y para la fanaticada de lucha libre de Puerto Rico, que siempre me ha apoyado y siempre me han querido, al igual que yo a ellos.
MG: Tito, primero que nada, tu nombre de pila.
TLM: Bueno, mi nombre de pila es José Velázquez Cáceres.
MG: Tu fecha de nacimiento...
TLM: Agosto 20 del 38 (20 de agosto de 1938, por lo que tiene 62 años)
MG: Lugar de nacimiento...
TLM: México, Distrito Federal.
MG: Altura y Peso en tus tiempos de luchador
TLM: Bueno, yo pesaba cuando empeze a luchar entre 170 a 240 libras y mido casi 6 pies.
MG: Estatus Civil.
TLM: Casado, y tengo dos hijas.
MG: ¿Como te interesó la lucha libre?
TLM: Bueno, yendo una vez con un amigo, que el papá de él era licenciado, nos llevó a la Arena México, a ver un espectáculo de lucha libre, y ahí al yo ver varios luchadores dando el todo por el todo, y ahí fue que me empezó a gustar la lucha libre.
MG: ¿Cuando fue que decidistes en sí convertirte en luchador?
TLM: Bueno, me dicidí cuando yo estaba ya en la universidad. Por primera vez yo levantaba pesas, pero un día vi luchar a Mario Tovar, un tremendo luchador olímpico, y él fue el que me invitó a luchar en una lona lucha olímpica.
MG: En ese entonces comenzastes tus primeros pasos, ¿quien fue en sí tu entrenador de lucha libre profesional?
TLM: Bueno, mi entrenador de lucha olímpica fue, primeramente, Mario Tovar,. Después de ahí, conocí una vez a un luchador, llamado nada menos que Tarzán López. Tarzán Lopez fue el que me dijo a mí que yo tenía oportunidad para ser luchador profesional. Pero fue una plática rápida y entonces fue nació en mí ser luchador profesional.
MG: Su entrenamiento para ser luchador profesional, ¿como fué?
TLM: Bueno, esos entrenamientos eran duros. Primero había que levantar pesas para estar físicamente bien, después una serie de ejercicios que tienen que llevar todos los luchadores, mucha lucha de colchón, llaveo, aprender las caídas, todas esas cosas que nos enseñan, una llave, una contrallave. México es muy difícil de conseguir la cosa, pero ultimamente yo lo fue superando y gracia a Dios llegué a ser lo que soy.
MG: Tito, desde que empezastes a entrenar hasta tu primera lucha, ¿que tiempo pasó?
TLM: Bueno, empezé yo con la olímpica, deje la olímpica porque seguí yo la lucha libre. Deben de ser mas o menos 5 años en empezar a luchar en la profesional.
MG: ¿Recuerdas tu primera lucha?
TLM: ¡Como no voy a recordarme! Recuerdo yo que la primera vez que luché profesional fue un 5 de mayo, en la Batalla de Puebla. Me enfrenté a El Torbellino, al cual derroté. Pero en aquel entonces no luchaba técnico, luchaba rudo.
MG: El año ...
TLM: El año fue en 1965.
MG: Sus primeros años, por lo que he visto, fueron en México.
TLM: Así es, fueron en México. Fueron unos años bien duros porque siempre hay una artillería bien dura que hay que rebasar y hechar lo mejor de lo mejor. En México no se lucha como en Puerto Rico, a dos caídas ni a una, se lucha a tres caídas.
MG: Mientras estuvistes en México, ¿obtuvistes algun campeonato?
TLM: Como no, en el Estado Mexico fue campeón semicompleto. Se lo arrebaté a Octavio Ganova Jr., un tremendo luchador mexicano, igual que el padre de él, que fue un tremendo luchador internacional reconocido en Estados Unidos.
MG: ¿En que año abandonas la lucha mexicana y vienes a Puerto Rico?
TLM: Bueno, más o menos yo me fuí de México en el año 70, salí yo de ahí...
MG: ¿Como suege la oportunidad de venir a luchar a Puerto Rico?
TLM: Bueno, estando yo en Estados Unidos, en Chicago, llegó el amigo Arturo Mendoza, un promotor que estaba haciendo lucha libre aquí en Puerto Rico, y me llamó, le gustó el estilo que yo tenía y me dijo que si yo quería que viniera a luchar a Puerto Rico. Yo le dije que tan pronto terminara la contratación que yo tenía en Chicago podía venir a Puerto Rico. Y así lo hice.
MG: Eso quiere decir que Arturo Mendoza fue el primer promotor en traerte a Puerto Rico.
TLM: Exactamente. Arturo Mendoza fue el primer promotor en traerme a Puerto Rico.
MG: ¿1970 el año?
TLM: Un poquito despues, 1975, más o menos fue que yo vine aquí.
MG: Tu primera lucha aquí en Puerto Rico.
TLM: Bueno, tu sabes que aquí había una artillería. Estaba Huracán Castillo, Barrabás, estaba el Gato Montés, estaban un montón, pero me tiraron a mí un luchador que estaba empezando, se llamaba nada menos que el Apolo...
MG: ¿El Apolo que se llamó Gran Apolo en WWC?
TLM: No, no, no. Era otro Apolo que existía en aquel entonces.
MG: ¿Bajo que nombre vinistes a trabajar en Puerto Rico? ¿Como La Muerte?
TLM: Exactamente, vine como La Muerte. Pero yo pensaba que iva a venir como rudo. Entonces Mendoza me puso La Muerte Vengadora y entonces fue que así empeze mi papel, como la Muerte Vengadora.
MG: Volviendo atrás un poquirto, ¿Que nombre utilizastes en México?
TLM: En Mexico, yo luchaba como La Muerte, la Muerte 1. Eramos dos hermanos que luchabamos como Los Hermanos Muerte. Entonces yo vine solo porque mi hermano, debido a ciertas circumstancias, no pudo venir para acá, cosas de familia, que tu sabes que hay que respetarlo. Después yo vine solo. Y entonces Mendoza me dijo que en vez de ponerme la Muerte 1 te ponemos la Muerte Vengadora y así fue que yo debuté aquí en Puerto Rico.
MG: ¿Como luchastes en Puerto Rico, como técnico o como rudo? Comenzastes de rudo.
TLM: Exactamente, yo empecé a luchar rudo en Puerto Rico, después de una discordia que tuve con mi hermano en México, nos peleamos y nos disgustamos un tiempo. Entonces fue que me volví rudo, pero al pasar los años me cambié al bando técnico
MG: Buscando información sobre la lucha libre en los años 70 encontré nombres como Black Georgie, Castro Salvaje, Judas, Gato Montes, Jet Delgado y otros. ¿Los recuerdas?
TLM: Claro, ¿como no me voy a acordar? La pareja de oro siempre lo fuimos, cuando estaba yo luchando, Castro Salvaje y un servidor, La Muerte. Otro de los grandotes, el Black George, el Jet Cubano, un luchador muy rápido, muy rápido pero gracias a Dios estaba del lado de los técnicos. El Gato Montés fue mi dolor de cabezas. Igual Huracán Castillo. Una vez el Gato Montés, en un espectáculo que estabamos haciendo en Arecibo, me dió un sillazo, que me metió la pata de la silla en la cabeza, que me cogieron entre 8 y 12 puntos.
MG: ¿Mantienes comunicación o ha mantenido comunicación con algunos de los luchadores de aquella época?
TLM: Bueno, con algunos la tengo. El Beautiful Charlie, que era el ‘manager’ que había ahí, Black Gorge, que creo que hoy es gerente de la Sears Reabuck y algunos cuantos. El Gato, ya desgraciadamente no está con nosotros, Dios lo tenga en su gloria. Unos cuantos se han muerto, pero todavía habemos unos cuantos por ahí.
MG: Se supo que el promotor Arturo Mendoza tuvo problemas con la ley. Tengo entendido que evasión de impuestos. ¿Que hizo usted o el resto de los luchadores cuando Arturo Mendoza, por lo sucedido, no volvió a presentar eventos de lucha libre?
TLM: Bueno, yo me quede aquí. Cuando yo me quede fuera de Arturo Mendoza, entonces fue que me contrató la Capitol. Trabajé para la Capitol cierto tiempo para ellos nada más.
MG: ¿Bajo que nombre trabajó usted para Capitol?
TLM: La Muerte. Luché ahí con Capitol como La Muerte.
MG: ¿Mas o menos, que usted recuerde, en que año fue que usted trabajó para Capitol?
TLM: En eso estaba El Gigante de San Lorenzo, José Rivera, estaba El Pulpo Marín, El Vikingo, habían varios luchadores que venían de mucha categoría. No recuerdo muy bien el año, pero tiene que haber sido mas o menos por ahí, el 77.
MG: ¿Como se dió la batalla cuando Arturo Mendoza presentaba sus espectáculos y Capital Sports Promotions estaba comenzando a surgir? ¿Como usted cataloga esa batalla?
TLM: Esas dos empresas hicieron una batalla, ¿como te diría yo?, deportivamente. Todos dabamos el todo por el todo. Tratabamos de superarnos. Pero siempre fuimos amigos y siempre estamabos tirando y superandose. Tu sabes que eyos tiraban lo que podían y nosotros hacíamos lo mismo. Ellos traían buenas estrellas y nosotros igual. Siguen siendo unos buenos luchadores para mí.
MG: En la información que yo he conseguido, en 1978, usted luchó como Tito Velázquez. La promoción era la NWA. ¿Recuerda quien era el promotor de esa empresa?
TLM: Sí, ¿como no ve moy a acordar? Era Víctor Rivera, que era un tremendo luchador puertorriqueño. Ellos nececitaban un técnico, pero que supiera mucha lucha olímpica, y entonces, en esa ocasión, yo luché sin la máscara como Tito Velázquez.
MG: Otras empresas para las que haya trabajado en Puerto Rico.
TLM: Trabaje en varias. Bueno, trabajé para el campeón Escalera, trabajé para Galán, con la King Wrestling, la National Wrestling, trabaje en varias.
MG: Mencionó usted que en una cartelera en Arecibo recibió una seria cortadura en la cabeza producto de un sillazo. ¿Alguna otra lesión en su carrera?
TLM: Bueno, me lastimé el hombro, que me lo tuvieron que operar para que me quedara bien. Una vez tuve que salir fuera de Puerto Rico, en Centro América, y me partí los ligamentos de la rodilla, que ya con los años ya han tenido las consecuencias en una de las piernas.
MG: Además de Puerto Rico y México, ¿que otros países usted ha visitado como luchador?
TLM: Bueno, yo fuí a Panamá, otros de Centro y Sur América, España y otras partes de Europa, así como Santo Domingo.
MG: La información de los años 70's no es fácil de conseguir. Mi trabajo como reportero me ha llevado a hacer un trabajo de cronología de campeonatos de la WWC, que hoy se encuentran en Solie’s Vintage Wrestling, me llevan a preguntarle que campeonatos habían en Puerto Rico en aquella época.
TLM: Había el campeonato mundial peso completo, estaba los campeonatos mundiales de parejas, estaban los de Puerto Rico, el de Puerto Rico sencillo, que de hecho, a mí nadie me lo ganó. Se lo arrebaté yo a ese gran luchador ponceño Sammy Rodríguez, más recuerdo los que tenía la Capitol. A veces se jugaban fajas extranjeras en Puerto Rico, pues a veces venían luchadores de Francia, de por acá, de allá y esas fajas las jugaban. Tu sabes, a veces se ganaba y a veces se perdían.
MG: En aquella época comenzaban luchadores que ya hoy son muy conocidos por los fanáticis actuales. ¿Recuerda algunos nombres de esos?
TLM: Bueno, había luchadores que estaban comenzando. Ya de renombre estaba Castillo, Barrabas, te hablo de la que yo trabajaba. Estaba el Gato Montés, un tremendo rudo que me dió muchos dolores de cabeza, estaba el Jet Cubano, estaba Enoc Girón, Pulpo Marín, estaba este luchador que estaba en los Estados Unidos... José Lotario, y varios.
MG: Viendo el material que usted me ha pesentado, veo que usted luchó en Santo Domingo con otros nombre. ¿Que otros nombres ha utilizado en su carrera?
TLM: Bueno, en Santo Domingo luché como El Mongol un tiempo y luego trabajé como Cruz Diablo. En Panamá, se hacía un torneo en donde luchaban luchadores de todo el mundo como en una especie de torneo. Yo ahí luché como Viento Negro. Legué a Santo Domingo como Viento Negro.
MG: Al principio de la entrevista dijistes tener un hermano en la lucha libre. ¿Que ha sido de él?
TLM: Bueno, en Mexico luchaba conmigo un hermano venezolano, que se llamaba Jesús Velázquez, el Cacique Mara, pero mi padre lo crió, y ya tu sabes, andabamos por aquí y por allá, a veces cada cual por su lado, pero a veces nos encontrabamos, tu sabes.
MG: ¿Que opinas de la competencia que tienen IWA y la WWC?
TLM: Bueno, tremenda competencia, pero antes la lucha era diferente. Era aérea, había muchos movimientos suicidas, pero ya tu sabes, los tiempos cambian. Pero ambas tienen buenos luchadores y uno nunca sabe lo que pueda pasar. Ambas traen luchadores de los Estados Unidos. Lo que le interesa al público, en mi opinión es que presenten buenas carteleras y que respeten al público.
MG: ¿Que razón cree usted ha sido la razón por la cual la WWC lleve 27 años presentando lucha libre en Puerto Rico?
TLM: Ellos han llevado buenos espectáculos a través de los años. Trayendo buenos luchadores y dandole trabajo a los del patio. Han dado siempre el todo por el todo. Atraía el ver a un luchador de aquí enfrentarse a uno extranjero.

MG: ¿Consideras que el INTERNET ha desvirtuado en el fanático su creencia de lo que es la lucha libre?
TLM: No. No creo. La fanaticada tiene sus ídolos y cada cual lo sigue. Todos siguen algo en especifico. Unos quieren los eventos con luces, música, otros la prefieren sin nadas. No creo que el Internet haya desvalorizado al fanático porque si el fanático va a los espectáculos, es porque le gusta.
MG: Uno de los luchadores que le dió gloria a Puerto Rico, se la dió como ‘manager’ y tengo entendido, por lo que he visto en su material nostálgico es Hugo Savinovich...
TLM: Ese Huguito... Hugo Savinovich llego de Nueva York. Luche con él muchas luchas sangrientas y me enorgullece que esté en la WWF. Ha luchado siempre por lo que ha querido lograr en su carrera.
MG: Tito, una pregunta bastante fuerte. Los historiadores de lucha libre coinciden en que de no haber ocorrido en Puerto Rico los sucesos de 1988, Puerto Rico fuese un territorio de los mejores para trabajar en el mundo. ¿Que nos puedes tu decir al respecto?

TLM: La lucha libre tiene sus fases y hay cosas que van mas allá del ring. En los vestidores se ofenden de palabras y hay cosas que van mas allá del ring. Hasta los golpes se presentan. Realmente no se lo que pasó, pero algo como lo que te digo tiene que haber pasado. Solo ellos saben lo que pasó.
MG: ¿Tu última lucha?
TLM: Fue hace dos años en Venezuela, contra un luchador llamado La Sombra. Mis rodillas impidieron seguir como a mí me hubiese gustado estar.
MG: ¿Te gustaría estar trabajando en la lucha libre, en otros aspectos fuera de ser luchador?
TLM: Siempre me ha gustado la idea, me gusta entrenar. En Puerto Rico hay muy buenos luchadores. Yo los entreno. La lucha libre es como la medicima al medico en mí, la cura. Aqui hay muchos luchadores buenos y la juventud hay que ponerla en pasos buenos y en eso yo los ayudo. No drogas. A mi me costó llegar a donde llegué. Yo les digo que estudien y entrenen fuerte. Cuando entrenaba en Mexico, yo salia de mi casa a trabajar, estudiar y entrenar, todos los días, entre 5 de la mañana y 11 de la noche. No fue fácil. Pero me gustaba y seguí y le metia ganas. A todas las empresas les digo que al que quiera ser luchador, ayudenlo. Hay que sacar a la juventud de las drogas.
MG: ¿Tu mejor lucha?
TLM: Bueno, contra Huracan Castillo en el Isidoro García. Hasta con la maceta nos dimos. Haciamos unas luchas que hasta con las cubetas nos dabamos.
MG: ¿Bajo Arturo Mendoza?
TLM: Sí, Arturo Mendoza. Uno de los mejores luchadores a los cuales yo me enfrenté, Huracán Castillo, el matalacachimba, que Dios tenga en su gloria.
MG: El mejor luchador puertorriqueño...
TLM: ¿En donde?
MG: En su historia...
TLM: Bueno, hay muchos. Rivera, Victor Rivera. Pedro Morales, tremendo luchador que recorrió el mundo. Me lo encontré en Europa y en EU. Carlos Colón fue un tremendo luchador, no te digo. Uno habla de todas las empresas. El Gigante de San Lorenzo, en fin, Puerto Rico ha sido cuna de grandes luchadores.
MG: Tito, te estamos muy agradecidos en Puerto Rico Wrestling por abrirnos las puertas de tu hogar, en Maricao, y antes de despedirnos quisiera que le dijeras algo a los fanáticos.
TLM: A todos ustedes los quiero, me consintieron, me adoptaron. Los quiero mucho porque se han portado de maravillas conmigo, hasta una esposa conseguí, los quiero de corazón y no les digo adiós. Les digo que los quiero ver en las luchas de todas las empresas, de aquí y de allá, sin mencionar ninguna en específico, que respondan y apoyen a los nuevos luchadores como me lo dieron a mí y a otras glorias de la lucha libre en Puerto Rico. Muchas Gracias Manolo y que Dios me los bendiga a todos.
MG: Gracias a tí, TITO.

[ Entrevistas ]