Drew McIntyre habló con AL.com sobre el deseo de ser el caballo de batalla de Raw tras su regreso a la WWE.

“El objetivo es convertirme en la mejor persona en Raw, el ejemplo en Raw, el John Cena, el último caballo de batalla de Raw. Al igual que Cena solía hacer, no había un segundo puesto. Siempre competía consigo mismo. Es alguien de quien puedo inspirarme porque solo estoy en competencia conmigo mismo.

McIntyre también dijo que tiene grandes expectativas de su juntilla con Dolph Ziggler y Brawn Strowman. “Es genial con alguien como Dolph Ziggler, que tiene tanto talento y ha sido muy arriesgado a lo largo de los años y sé las grandes cosas que puede hacer, y las estamos haciendo en este momento. Y ahora hemos agregado a Braun Strowman, que ha logrado mucho en tan poco tiempo. Ojalá pueda aprender de Dolph y su experiencia, y los tres de nosotros realmente podemos llevar a Raw a niveles que nunca antes habíamos tenido “.

El luchador comentó sobre si volver a la WWE fue su objetivo principal después de ser dejado libre en el 2014:

“Creo que al principio lo era. Cuando me fui de la WWE, estaba en el podcast de Chris Jericho y dije que volvería. Solo tengo que salir y mostrarle al mundo lo que puedo hacer. Con el paso del tiempo obtuve varias oportunidades para ayudar a varias compañías a crecer en todo el mundo, me di cuenta de que realmente estaba haciendo una diferencia en el entretenimiento deportivo en la lucha libre. En WWE, el nombre es lo que vende. Hay muy pocos nombres en particular como John Cena o Rock que puedan realmente marcar la diferencia, y me di cuenta de que estaba haciendo una diferencia.

“Tuve la oportunidad de hablar con Triple H, y me tomó aproximadamente 30 minutos ponerme al día. Él había estado observando lo que estaba haciendo y dijo que estaba orgulloso de lo que había logrado, lo que significaba mucho para mí. Más importante aún, comenzamos a hablar de oportunidades de negocios, lo cual fue genial porque al principio, nunca tuvimos estas conversaciones.

“Antes era como un niño, era muy inmaduro. Tuvimos conversaciones divertidas de charla general, pero nunca conversaciones comerciales. estábamos hablando como hombres, hombres de negocios. Cuando estábamos terminando la llamada, sabía que NXT estaba donde tenía que estar. Realmente sentí que podía marcar la diferencia con NXT e introducir al universo de WWE el nuevo Drew McIntyre antes de dar el siguiente paso para Monday Night Raw “.